El Coach Deportivo es un entrenador cuya finalidad es potenciar el talento y los recursos de los deportistas para que aumente su rendimiento, mediante un plan en el que se establecen los objetivos a conseguir.

 

El proceso de Coaching Deportivo se basa en varias fases, vamos a definir cada una de ellas:

 

Toma de conciencia: Hay muchas formas de lograr un objetivo. Uno de los deberes del coach es abrir tu mente, visualizar las metas y ubicar a donde se quiere llegar. Porque si no hay una claridad de hasta dónde hay que llegar, será imposible conseguirlo.

 

Querer: El deportista debe desear llegar a su objetivo una vez analizado. Sin la voluntad de que ocurra un cambio para conseguir sus metas, estas no llegarán. Cualquier duda en esta fase puede ser definitiva y hacer que sea imposible que el deportista llegue a su objetivo.

 

Actuar: Esta es la fase definitiva. Si no se lleva a cabo un buen desarrollo en este punto, no habrá servido de nada todo el trabajo previo. Hay que mantener la meta en la mente y luchar por el deseo que mueva al deportista.

 

Mejorar el rendimiento y alcanzar las marcas establecidas son temas que preocupan a los deportistas, por eso utilizamos diferentes técnicas para lograr sus objetivos. Con ellas podrás conseguir resultados muy positivos:

 

Técnica de los anclajes: Muy utilizada en el Coaching. Se basa en asociar un estimulo con una emoción. Se usa a modo de gestionar las emociones. Trata de, premeditadamente, reproducir el estímulo oportuno para provocar la emoción buscada. Lo más utilizado es la música: podemos utilizar determinados temas para las etapas donde la motivación empieza a caer. No solo se limitan al oído, también pueden asociarse de forma visual y olfativa.

 

Técnicas mentales: Dentro de estas, la más utilizada es la visualización. El cerebro no distingue entre realidad y ficción, entre lo que estamos haciendo y lo que estamos imaginando hacer. Cuando visualizas una idea, en realidad ya estás entrenando su ejecución y a adquirir cierta destreza para completarla. Visualizarse a uno mismo completando un objetivo. Aunque sea la primera vez para tus músculos, es solo otra más para tu cerebro, lo que disipa el estrés, miedo e inseguridad.

 

El Coach pondrá todos sus conocimientos y recursos para que puedas lograr tus metas, pero no olvides que al final será tu esfuerzo y convicción las que te empujarán a conseguirlo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies