El tiempo y las conversaciones pendientes

En una vida que vivimos cada vez más rápido, el tiempo es cada vez más efímero y a veces olvidamos que es el gran mazo que a veces nos encontramos de frente cuando menos lo esperamos. Ese que gobierna con puño de hierro y no perdona, como se suele decir. Ese al que nunca tenemos en cuenta hasta que llama a nuestra puerta en el peor momento y el día menos esperado. Ese que nos recuerda que estamos aquí de paso, aunque las excusas y la sensación de falsa longevidad nos alimente la pereza.

Problemas que trae el tiempo

Ese del que hablamos es el tiempo, que galopa raudo y veloz por delante nuestro, y casi siempre nos saca tanta ventaja que perdemos la perspectiva de su presencia. Ese tiempo que sirve de manta cálida en nuestra zona de confort. Ese “ya lo haré” o ese “lo que tenga que ser será”. Tanto éstas y otras muchas frases son las que nos decimos para convencernos a nosotros mismos que precisamente nos sobra lo que nos está faltando: tiempo.

Nos movemos en una vida cada vez más dominada por la falta de diálogo, donde las conversaciones se escriben en mensajes cortos, el estado de ánimo se demuestra en una foto, las redes sociales imponen su criterio en función de los “likes” que tengas, y dónde los amigos se tienen pero no se sienten. En ese tipo de vida nos movemos, muchas veces sin darnos cuenta de todo lo que estamos perdiendo y de lo que el tiempo se está llevando. Ese tiempo ávido de los descuidos que con la justificación de no tenerlo le damos más fuerza. Ese tiempo que no vuelve porque se vive mejor construyendo un futuro dónde se intuye que faltarán muchas luces.

La vida está llena de colores que no vemos

En esta vida intensa y fugaz nos movemos, los problemas nos atosigan, las noches son más largas que los días y nuestra cabeza nos llama constantemente a la acción. La preocupación y la desconfianza crecen a medida que decrece la pasión y la seguridad, y eso hace que las conversaciones brillen por su ausencia. En esta vida se presuponen muchas respuestas, no preguntamos y enjuiciamos. Perdemos tantas cosas que ni siquiera sabríamos por dónde empezar para encontrarlas.

La vida llena de colores que no vemos por estar demasiado ocupados, porque somos reos de ese tirano llamado tiempo, que cada vez nos quita más minutos de esas 24 horas cada vez más efímeras. Los días pasan rápido y no nos estamos parando a pensar.

Debemos pararnos a pensar

A pensar dónde estamos, y dónde queremos estar. A pensar que los cambios no tienen por qué ser malos aunque cueste tomar acción. Debemos pararnos a preguntar a nuestras familias, amigos y parejas qué les gustaría que les diéramos. Así tendremos la posibilidad de entablar un diálogo cercano. Parémonos a pensar en decir más veces “te quiero” y “lo siento”. Pensemos que nuestros padres tienen menos tiempo que nosotros y más necesidad de cariño. ¿El coste que pagamos día a día compensa el beneficio que nos aporta?

Al fin y al cabo, se hace necesario poner encima de la mesa de forma clara, sincera y transparente todas las conversaciones pendientes que tenemos, sin dar por hecho que las hemos tenido y ya están acabadas.

¿Y si también nos dedicáramos a escuchar?

No sólo debemos empezar a oír, sino a escuchar de manera activa y preguntar de manera sincera desde la reflexión y la tranquilidad.

Si nos quedan conversaciones pendientes, sea en un ámbito laboral, personal o situacional, debemos ir cerrándolas. Esa es la mejor forma de empezar a sentirnos mejor con nosotros mismos. De no cargar sentimientos cada vez más pesados en nuestra mochila y de empezar a correr para acortar la ventaja que ese tiempo nos lleva. Es mucha, pero recordad que los límites están en nosotros mismos y nuestra responsabilidad es tomar acción en nuestra vida. El tiempo no perdona y en este momento eres lo más viejo que puedes ser y lo más joven que nunca volverás a ser.

Avanti siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONTACTO

If you want to get a free consultation without any obligations, fill in the form below and we'll get in touch with you.




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies